Desde Praga, con amor

Praga es como caminar dentro de un cuadro, donde todo, todo, todo es bonito.

Cruzar una y otra vez el puente Carlos, pasear por el río Moldava y por la Ciudad Antigua es una gran oportunidad para admirar sin parar arquitectura Art Nouveau, pero también cubista, gótica y barroca. La capital de la República Checa no tiene miedo a mezclar sin filtros el arte en todos sus aspectos y épocas.

Praga está repleta de preciosas casitas de pasado burgués y de fachadas en tono pastel, es, sin duda, la ciudad perfecta para los amantes de la arquitectura, para disfrutar de fachadas, plazas y puentes espectaculares. Además, paseando por la ribera del Moldava, llegas a la Dancing House, un edificio desconstructivista que destaca entre los edificios barrocos, góticos y Art Nouveau de la zona céntrica del distrito Praga 2. Originalmente el edificio se llamó Fred and Ginger por los famosos bailarines Fred Astaire y Ginger Rogers y la sensación que evoca la construcción a una pareja de bailarines.

Captura de pantalla 2018-01-21 a las 19.44.11.png

En el barrio de Mala Strana, el barrio de moda de la capital de la República Checa, encontramos bares y restaurantes de lo más cool además de arte en todos sus aspectos. Allí se encuentra el famoso Muro de John Lennon, todo un himno a la libertad de expresión. En una época en la que escuchar canciones de The Beatles estaba prohibido por las autoridades comunistas, el día que John Lennon fue asesinado en 1980 aparecieron las primeras pintadas en este muro del barrio Mala Strana, siendo el cantante venerado como un héroe por los pacifistas del centro y este de Europa. La policía borro estos graffities, pero cada vez que lo hacían, las pintadas volvían a repetirse. A día de hoy, el muro, además de un memorial a la figura de Lennon, se entiende como un monumento a la libertad de expresión.

Captura de pantalla 2018-01-21 a las 19.45.35.png

Uno de mis establecimientos favoritos de la zona es Café Lounge, perfecto para desayunos y brunch. Famoso por su sofisticación, elegancia y simplicidad al mismo tiempo, es el mejor lugar para empezar el día en Praga.

Otra de mis establecimientos favoritos es el Hemingway Bar, un bar inspirado en Ernest Hemingway donde sirven los mejores cócteles de la ciudad.

Una de las visitas obligadas es el famoso Castillo de Praga, junto a la Catedral de San Vito y el Callejón de Oro, donde vivió el escritor Franz Kafka.

Es una de las capitales europeas más románticas que existen, la Plaza de la Ciudad Vieja, acogedora y antigua, está rodeada por interesantes callejuelas por las que resulta un auténtico placer pasear. Además, la plaza está repleta de edificios de interés entre los que destacan el Ayuntamiento de la Ciudad Vieja, el Reloj Astronómico, la Iglesia de Tyn y la Iglesia de San Nicolás.

 

 

Captura de pantalla 2018-01-21 a las 19.58.04.png

Captura de pantalla 2018-01-21 a las 19.57.51.png

 

 

Anuncios

4 comentarios en “Desde Praga, con amor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s